Repostería americana: mucho más que una moda

¿Quién no ha oído hablar de las tortitas, los muffins, los cupcakes, el cheesecake o el brownie? Parece que estos dulces formen parte de nuestros recetarios desde siempre, pero lo cierto es que su incorporación ha sido relativamente reciente. Es a principios del 2000, con la llegada de internet a todos los hogares, que tenemos acceso a las recetas de la repostería americana. Sus tartas y postres se popularizan y se convierten en favoritos de grandes y pequeños.

Pero, ¿por qué han tenido ese éxito tan apabullante? En primer lugar, porque, a diferencia de la gastronomía francesa por ejemplo, son recetas sencillas que se pueden realizar en cualquier cocina y sin necesidad de utensilios profesionales. Y los resultados son espectaculares. En segundo lugar, porque, además de ser deliciosas, la presentación queda en un plano secundario, de manera que no es necesario tener experiencia para hacer que la tarta o el postre quede bonito.

Si hay una variante de la repostería americana que causa auténtico furor son las tartas. Con una cobertura o frosting elaborada a base de crema de mantequilla aromatizada con vainilla o de diferentes sabores, desde el clásico chocolate a los más innovadores como té Sencha con jengibre, las tartas se adornan y personalizan llegándose a crear auténticas obras de arte.

tartas-americanas-Manumar

Otra de las características de las tartas americanas es que suelen tener diversas capas o layers, que alternan el bizcocho y la crema de relleno. De manera que cuando se cortan el resultado es espectacular. Un buen ejemplo de esto es la tarta Red Velvet, bizcocho esponjoso de chocolate al que se le añaden unas gotas de colorante rojo combinado con una suave crema de queso y mantequilla.

El uso de las especias también es distintivo de los postres americanos. Nuez moscada, canela, clavo, vainilla y a veces hasta un poquito de pimienta otorgan a estas tartas un sabor especial e inconfundible, muy diferente a la pastelería española. El Carrot Cake o tarta de zanahoria, es una receta cuyo bizcocho, con base de zanahoria rallada, se perfuma con canela, nuez moscada y vainilla.

El queso cremoso es otro de los ingredientes más importantes de la repostería americana. Se utiliza como relleno, perfumado con ralladura de lima o naranja, y también para elaborar cobertura. Pero es en la receta del New York cheesecake donde es fundamental. Una tarta con base de galleta y relleno a base de queso cremoso, zumo de lima y nata. Una tarta suave y contundente con la que los neoyorquinos acaban su brunch dominical.

Por la sencillez en su elaboración, su sabor, especial y diferente, y su acabado espectacular, la repostería americana ha llegado para quedarse y en Manumar apostamos por la innovación ofreciendo a nuestros clientes los productos más novedosos con la calidad más exigente y el mejor servicio.