¿Por qué no se debe romper la cadena de frío?

En Manumar apostamos por los mejores productos congelados. Esto nos lleva a cuidar al máximo la integridad de la cadena de frío. Sin ella diversos alimentos no podrían transportarse de forma adecuada y segura. Gracias a esta cadena de frío el consumidor puede disfrutar de productos de gran calidad en cualquier momento del año. ¿Sabes por qué no deberías romperla?

¿Por qué es importante la cadena de frío de los productos congelados?

La cadena de frío es un sistema de conservación de alimentos desde su producción hasta que llegan a tu hogar. Los alimentos, como el pescado o la carne, se mantienen a diferentes temperaturas que evitan su degradación. Sean productos congelados para hostelería o frescos, el control del frío es fundamental para obtener unos buenos resultados.

Si se rompe, la calidad del producto se va a ver afectada y la seguridad del consumidor también. Los microorganismos que descomponen los alimentos proliferarán, lo que causará diversas enfermedades alimentarias. Además, al volver a congelarlos, se formarán cristales de escarcha, que dañarán las fibras de los alimentos o las cualidades del producto se verán alteradas, como pasa con los helados.

Para evitar esto, procura revisar en los puntos críticos, como durante la descarga, que la temperatura óptima se está manteniendo en todo momento. Asimismo, detectar si la cadena se ha roto es complicado, ya que las muestras no son muy apreciables. Sin embargo, si en un pescado congelado, por ejemplo, detectas una zona más blanda de lo normal, es probable que la cadena se viera comprometida. No te queda más remedio que buscar los mejores proveedores de congelados.

En definitiva, en Manumar apostamos por ofrecer los mejores congelados en Valencia, por lo que cuidamos al máximo el mantenimiento de la cadena de frío. Gracias a ella podemos ofrecerte los mejores productos congelados con una calidad garantizada.