El pescado blanco, la estrella de los congelados

Sin duda, el pescado blanco es uno de los protagonistas de nuestras cocinas. Venerado por los cocineros, elaborado tanto en platos de autor como en recetas caseras de toda la vida, el pescado blanco es uno de los congelados más demandados y consumidos.

Especialmente apreciados por su sabor suave, los pescados blancos son tradicionalmente protagonistas de las recetas más refinadas. Realzados con salsas delicadas y acompañados de verduras, son los favoritos de los consumidores.

¿Cuál es la diferencia con el pescado azul? Principalmente, su contenido en grasa, siendo menor la del pescado blanco. Por eso, es muy adecuado en menús para perder peso. Y, al igual que los pescados azules, sus grasas Omega reducen el colesterol. También es indicado en regímenes de dietas blandas o para estómagos delicados. Y es especialmente beneficioso para los niños pequeños, por su aporte de nutrientes y de calcio y por su textura jugosa.

Entre los congelados, el pescado blanco ocupa un puesto preferente

Sinónimo de sabor y exquisitez, el pescado blanco realza con su presencia cualquier menú y es muy versátil en su preparación. En Manumar ofrecemos una variedad de pescado blanco congelado de la más alta calidad para componer una alternativa ligera y sana.

La raya es un manjar tan delicado como sabroso. Desconocido para muchos, este pescado resulta especialmente bueno cocinado en papillote con juliana de verduras. Un segundo espectacular que puede compensar un primero contundente. Otra manera de cocinarlo es con una suave salsa de puerros o champiñones y acompañado de patatas.

Otro de los pescados blancos congelados más versátiles es el rape. Frito, a la plancha, guisado, al horno o en una sabrosa sopa, el rape es especialmente valorado por su carne firme y de sabor especial. Un ingrediente fundamental que puede protagonizar una creación de cocina de vanguardia o un guiso sencillo y casero. Un comodín en la cocina que, sin duda, puede salvarnos de un apuro.

La merluza es la reina por excelencia de los pescados blancos

Especialmente indicada para los niños, por su sabor suave y su escasez de espinas, la merluza es uno de los primeros pescados que se introduce en la alimentación infantil. Rebozada, empanada en forma de palitos o como medallones a la plancha, acompañada de patatas fritas y mayonesa, triunfará incluso ante el pequeño más reacio al pescado.

Mención aparte merecen pescados como la dorada o el salmonete, pertenecientes a los denominados semigrasos, puesto que su cantidad de grasa puede variar y, por tanto, no están incluidos en la categoría de pescado blanco. Imprescindible en nuestra oferta de congelados por su calidad y su sabor, el salmonete es muy valorado a la plancha o en preparaciones ligeras y sutiles en las que predomine como ingrediente principal.

La dorada es también uno de nuestros productos congelados más demandados. A la espalda, con un sutil toque de ajos y vinagre, es como se realza mejor su sabor delicado. A la plancha o en filetes, acompañada de una salsa mery o de langostinos, con patatas al horno o verduritas al vapor, resulta un plato excelente, muy ligero y de una gran presentación.

En Manumar trabajamos continuamente mejorando y aumentando nuestro catálogo de congelados para ofrecer a nuestros clientes los productos más demandados, con la mejor calidad.