8 tipos de croquetas que no pueden faltar en tu congelador

Quien bien te quiere te hará croquetas. Siguiendo la tradición de nuestras abuelas y de nuestras madres, ha llegado el momento de encandilar a nuestros comensales con un producto versátil y muy sabroso que no puede faltar en ninguna cocina.

No importa su forma ni tampoco su tamaño: el secreto de una buena croqueta está en la calidad de sus ingredientes, en su textura y en su sabor. En Manumar lo tenemos claro. Por eso te proponemos una amplia variedad de croquetas congeladas que sorprenderán a los paladares más exquisitos.

Croquetas de brandada de bacalao

Deliciosas croquetas rellenas de brandada de bacalao. Con más de un 30 % de bacalao en su relleno y una pizca de perejil, nuez moscada y pimienta, nuestra receta es única por su composición. De forma irregular y artesana, están acabadas con un fino rebozado exterior de textura crujiente. ¡Ideales como entrante o guarnición!

croquetas de bacalao Manumar

Croquetas de chipirón y tinta

Las croquetas congeladas de chipirón y tinta, elaboradas con un 55 % de chipirón y pota, una pizca de cebolla, tinta de sepia, especias y vinagre, ofrecen un genuino e intenso sabor a mar. Además, se pueden apreciar los trozos de chipirón y pota en su interior ¡Una propuesta ideal como tapa de novedad en los aperitivos de mar!

croquetas de chipirón y tinta Manumar

Croquetas de verduras y queso de cabra

¡Exquisitas croquetas para los amantes de las verduras! Las croquetas de verduras y queso de cabra cuentan con un acabado tanto irregular como artesano y con un contenido de verduras del 54 %. Su masa está hecha a base de pimiento rojo, cebolla, berenjena y un 10 % de queso de cabra. Presentadas en un formato de 500 gr y en prácticas cajas de 2 kg, son perfectas para ofrecer una ración de máxima calidad.

croquetas de verduras y queso de cabra Manumar

Croquetas de jamón ibérico

Nuestras croquetas de jamón ibérico están hechas con un 20 % de auténtica paleta ibérica. De alta calidad artesanal, son crujientes en su exterior y cremosas en su interior. Además, se pueden apreciar los trozos de jamón en su relleno. ¡Sabrosas y elaboradas al más puro estilo tradicional!

croquetas de jamón ibérico Manumar

Croquetas de atún y pimiento de piquillo

De forma irregular y artesana, las croquetas de atún y pimiento de piquillo cuentan con un contenido de materia noble del 26 %, del cual un 22 % es atún y un 4% es pimiento del piquillo. Asimismo, se perciben los trozos de los ingredientes en su interior. También vienen presentadas en envases de 500 gr y en cómodas cajas de 2 kg. ¡Un aperitivo insuperable!

croquetas de atún y pimientos de piquillo Manumar

Croquetas de cocido

Croquetas de cocido de alta calidad, de forma irregular y artesana, que contienen un relleno de más del 64 % de carne de ave y cerdo. Además del olor y el sabor característicos de la carne cocida, su crujiente textura exterior las hace muy apetecibles. ¡Para chuparse los dedos!

croquetas de cocido Manumar

Croquetas de setas

Apetitosas croquetas de setas con más del 30 % de setas en su relleno. De acabado irregular y artesano, su suave y crujiente rebozado exterior y su cremoso interior con trozos de setas las convierten en ideales como tapa, entrante o guarnición.

croquetas de setas Manumar

Croquetas de rabo de toro

¡Exquisitas croquetas de rabo de toro que recuerdan al guiso de siempre! Elaboradas de forma artesanal, contienen un 47 % de carne y rabo de vacuno y leche natural pasteurizada. ¡Pura delicia!

croquetas de rabo de toro Manumar

Sin duda, las croquetas congeladas son un plato imprescindible en la carta de muchos restaurantes, así que no dejes pasar la oportunidad de degustar los sabores más especiales. ¡Larga vida a las croquetas!