5 recetas frescas para el verano

El verano es el momento perfecto para degustar recetas frescas y saborear alimentos diferentes a los del resto del año. Durante los meses de calor, tenemos menos apetito y solo nos apetece tomar platos ligeros y refrescantes, que nos aporten la energía y los nutrientes necesarios para disfrutar del día al máximo.

Por este motivo, hemos recopilado 5 recetas frescas para el verano muy apetecibles, con las que sorprenderás a tus comensales. ¡Coge lápiz y papel!

1. Ensalada caprese

Laminamos tomate, sin pelar, a lo ancho y sin llegar hasta el final, e introducimos en cada hueco una lámina fina de burrata y otra de aguacate. Doramos bacon sin grasa y freímos albahacas y alcaparras hasta que queden crujientes. Aparte, trituramos aceite con albahaca y una pizca de sal, para aliñarlo todo. ¡Servir y listo!

2. Espaguetis de pepino con tomate, requesón y aceitunas

Lavamos pepinos y hacemos tiras de espaguetis con ayuda de un espiralizador. Una vez preparados, los ponemos en un colador grande para que escurran. Después, lavamos también unos tomates y pelamos y cortamos cebollines en rodajas muy finas. Por último, escurrimos maíz dulce y aceitunas y cortamos requesón en dados. ¡Aderezamos y a comer!

3. Gazpacho de melón con crujiente de cecina

Preparamos un melón, cortándolo en trozos e introduciéndolo en el vaso de la batidora o Thermomix y añadimos pimiento verde, ajo, cebolla, pan, aceite de oliva virgen extra y sal y pimienta al gusto. Se pueden añadir unas hojas de hierbabuena fresca. Cuando hayamos obtenido una crema homogénea, la dejamos reposar en el frigorífico. Mientras se enfría, preparamos el crujiente de cecina, en el microondas o en una sartén antiadherente. ¡Delicioso!

4. Ensalada de aguacate, sandía, anchoas y yogur

Ponemos en un bol lechuga, aguacate cortado en cuartos con una bola de sandía y una anchoa con un palillo de madera. A continuación, repartimos el resto de bolas de sandía y aliñamos con la salsa de yogur. ¡Superapetecible!

5. Pulpo a la parrilla con patatas, pimientos y salmorejo

Preparamos unas patas de pulpo cocidas, bien en trozos pequeños, bien enteras. Por otro lado, lavamos un calabacín y lo cortamos en rodajas gruesas. Lavamos también unas patatas, para cocerlas con piel, y unos pimientos, para saltearlos en una sartén con aceite de oliva virgen extra y sal. Mientras tanto, cocinamos el calabacín en la plancha y doramos las patatas al mismo tiempo.

Para terminar, marcamos en la parrilla las patas de pulpo, a fuego fuerte para que se doren y no queden secas por dentro. Acompañamos el plato con salsa de salmorejo y frutos secos. ¡Exquisito!

Sencillas, frescas y deliciosas. ¿Qué más se puede pedir? ¡Buen provecho!

Fuentes: TELVA y Gastronomía & Cía.

Add reply

Deja un comentario